Posts Tagged 'Santiago Cirugeda'

Entrevista a Recetas Urbanas. Una conversación con el estudio de Santiago Cirugeda

00459

De sobra es conocida la trayectoria de Santiago Cirugeda y sus Recetas Urbanas.

Un  estudio en el que como nos cuenta Gianluca, que trabaja en Recetas urbanas desde hace 5 años,  cada  uno tiene libertad de proponer nuevo clientes, nuevos trabajos. Siendo  muy independientes y teniendo cada uno  la completa responsabilidad de lo que está haciendo. Siendo importante el hecho de compartir.

Harold  llegó hace 3 años. Su experiencia en la oficina le ha permitido  vivir situaciones muy distintas e interesantes, y descubrir del  trabajo del  arquitecto de una manera diferente.  “ En Recetas Urbanas cada uno propone  una definición de arquitectura personal, teniendo  diferentes posiciones y un sentido crítico porque hay muchas maneras de ver la arquitectura, lo que hacemos lo podemos llamar arquitectura o como queramos; lo que es más interesante es lo que se hace, no reivindicar una profesión. Yo no estoy  colegiado ni en Bélgica ni en España, pero creo que se puede hacer arquitectura de todas maneras”.

Alice conoció a Santi en una conferencia en Bruselas, le gustó su manera de trabajar y tuvo claro en seguida que quería  trabajar con él, lleva 1 año y medio trabajando en Recetas Urbanas, en cuanto acabó la carrera se fue a Sevilla y se incorporó en la oficina. Siendo partícipe de proyectos que nacen dentro otros como por ejemplo un  teatro portátil con una pista de coches locos, al  lado nació un estudio portátil del que se van creando otros proyectos como una valla vegetal que se pueden cambiar de sitio o un taller de prefabricado de mobiliario urbano.

Así pasando el teléfono en medio de su fiesta de cumpleaños hablamos con Santi.

Pregunta: Parece que eres el único arquitecto en Sevilla que contrata a sus colaboradores y que reparte los ingresos  entre todo el equipo. Esto significa que cuando nos dicen que es imposible contratar a un arquitecto porque cuesta demasiado ¿nos están mintiendo?

Santi: Bueno, eso no es cierto, ni por ser el único en nada, y porque  no reparto todos los ingresos con el equipo, sino no podría hacer mis fiestas, lo que ocurre es que hacemos muchos proyectos con pocos recursos, y aún así nos mantenemos,  esto depende  de las prioridades, yo tengo un coche de segunda mano, no tengo una hipoteca que pagar.

Pero justamente, si tienes una casa, un coche, te vas de veraneo, bueno, los lujos. Sale muy caro tener  caprichos.

P: ¿Dónde vives?

S: Yo vivo en una casa antigua desde hace 15 años, una casa muy vieja que está apuntalada. En un barrio en el que hace unos años nadie quería vivir, en la Alameda. Hay mucha violencia y drogas, yo me metí  allí porque me interesaba el barrio, y entonces pago muy poco de alquiler, es un antiguo prostíbulo.

P: Entonces construyes casas ilegales para los demás, pero tú vives legalmente, pagando un alquiler

S: No solo se vive en una casa. De hecho la mitad del tiempo  estoy fuera de casa. Pero las situaciones que hacemos, muchas veces, son alegales o ilegales y son de disfrute público.  Normalmente lo que hacemos es de disfrute genérico de la ciudadanía. Los proyectos muchas veces son ilegales.  Ahora volvemos a hacer proyectos de ese tipo para intentar demostrar   que si algo es ilegal para mí, es como beneficio propio, si hace ilegalidades para un interés general, que es lo que marca la ley, curiosamente cuando hacemos algo ilegal el precepto es que sea de interés general, que  mucha gente públicamente, sin pagar dinero pueda usarlo. Con lo cual aunque es ilegal urbanísticamente, tiene un precepto de toda ley que es el bien común.

P: No sé si has escuchado lo que ha pasado hace unos meses en Italia. Berlusconi sacó un nuevo plan – casa contra las crisis, diciendo que cada propietario podía extender el 20% del volumen de su casa, por ejemplo cerrando su balcón, o construyendo en la azotea.

S: Eso es distraer a la gente, ¿esto produce dinero?, ¿ produce empleo?, ¿hace que puedan pagar la hipoteca? No, lo que hace es distraer a la gente

P: ¿Y qué mecanismos se pueden establecer para controlar la calidad de lo que se construye?

S: Bueno, cuando se permite a la gente que haga lo que quiera, cada uno es responsable de lo que hace. Si es una azotea y el impacto ambiental se cubre, al nivel que no se ve, que te importa que las azoteas se llenen de gente.

Diferenciamos el espacio público del privado. No creo que Berlusconi  haya dicho que puedan ocupar la calle.

P: ¿Pero si  tocas la fachada?

S: Veremos lo que va a hacer la gente, no me lo creo.

P: Sí, pero si empiezas a añadir piezas,  volúmenes sería un caos…

S: Y la buena calidad quien la dice, un ¿arquitecto?

P: Creo que sí.

S: Pues no. Mira  estarás de acuerdo en  que el 80-90%   de lo que hay construido en Italia es una mierda y lo han firmados arquitectos. Que el 80% de la corrupción y especulación de la costa y la rotura del territorio la han firmados arquitectos. Con lo cual déjame que yo dude de que los arquitectos tengan la palabra.

P: ¿Entonces piensas que el sentido común de los ciudadanos puede ser mejor  que el de los  arquitectos?

S: No, pero tienen la misma capacidad realmente para proponer barrios. ¿Qué quieren los barrios los edificios que ponen los arquitectos o la comunidad? Está clarísimo que la comunidad.

El diseño urbano de los barrios periféricos no funcionaba, por lo muy difícil, bonito o feo  de las propuestas que se han hecho. De hecho se han hecho todo tipo de vivienda, por necesidad y por rapidez, muy mal. La gente no ha subido, ni los espacios comunitarios ni nada, por mucho que lo hayan diseñado  los arquitectos. No me convence el tema de que  el arquitecto tenga la verdad y el ciudadano tiene  que seguir lo preceptos del arquitecto. Yo no me lo creo.

P: ¿Y entonces por qué  has estudiado arquitectura?

S: Yo he construido mas sin ser arquitecto, como ciudadano.

Yo las casas ilegales al principio las hacía sin título y la mayor parte de cosas que hice, las hice sin título y te aseguro que mi capacitación técnica no me ha dado más criterio social, me ha dado más capacidad para ver  estructuras, saber construir, no me ha dado más criterio  a la hora de hacer un mejor diseño urbano.

P: ¿Y cuál es la función del arquitecto en la ciudad?

S: Tiene capacidad para ser interlocutor de las necesidades sociales y urbanísticas con una resolución técnica. Pero en los últimos años hemos asistido a que el arquitecto es un diseñador de edificios,  de inmuebles  más bonitos, mas a la moda, pero no se ha inmiscuido en temas sociales. No ha hablado con el cliente, no se ha preocupado de quien son los grupos sociales afectados, no ha hablado. Siguen haciendo arquitectura sin el cliente. Cuando tienes un cliente rico, lo conoces, te vas de copas con él, te emborrachas y le haces la casa perfecta porque es un cliente rico. Si tienes que hacer 20 viviendas para pobres o gente con pocos  recursos te importa un carajo quienes son; haces  la arquitectura mejor que tu entiendes y bueno, si funciona, funciona,  y si no, no. Con tantos  arquitectos que hay, ahora en España se van  a hacer una media de 1,5 viviendas por arquitecto, teóricamente, aunque sean ricos o pobres, hay mecanismos para interesarse  en quien es el cliente.

La administración podría poner los medios para saber quien son los ubicatarios, y no se hace. Y yo esto llevo diciéndolo 5 años. Y no se ha hecho, en grupos étnicos, religiosos, culturales  familiares…

Estamos sirviendo exclusivamente a un tipo de política. Todos los arquitectos quieren hacer concursos, ganarlos y de puta madre; ¿pero quienes diseñan los concurso? Los políticos o los empresarios, con lo cual solo hacemos arquitectura cuando nos lo piden los políticos / los empresarios, el primer poder. Pero ¿hacemos arquitectura cuando nos lo piden los barrios, los vecinos? Que es la gran mayoría, que estamos hablando de la gran la mayoría de la población, que está población tienen  menos recursos, estamos hablando de “esa” población. ¿Y cuando hemos puesto  oído a esos? Claro, porque ellos proponen necesidades pero no tienen recursos entonces dice el arquitecto: “Yo como voy a hacer arquitectura, si no hay un presupuesto así claro y tengo todo arreglado para que lo hago“.

 No, entonces tienes que  inventarte el presupuesto, hablar de autoconstrucción, hablar de autogestión  y trabajar con estos otros poderes políticos. Yo es lo que  creo absolutamente  porque lo llevamos  haciendo desde hace 12 años y funciona.

 P: O sea que hay que tener un cambio del cliente, tienen que ser los ciudadanos los que expongan sus necesidades

S: Pero esto tipo de cliente ha existido siempre, lleva allí toda la vida. O si no,  lo que hacemos  como técnicos, como arquitectos, es ser interlocutores  con la administración y decirle a la administración: oiga, esto ocurre, lo hemos observado, nos han llamado  y os pedimos a la administración, como una profesión que ya ha perdido un poco su estatus de privilegio, queremos que los concursos cambien y las políticas cambien, y nosotros podemos ser  portavoces de las necesidades de los ciudadanos.

P: ¿Y esto cómo se hace?

S: Se puede incluir en el proceso de diseño, pueden introducir elementos que vengan directamente de la ciudadanía porque en la creación de los espacios públicos, muchas veces, son solo los propios vecinos los que son capaces de diseñarlo, de decir si hacen falta equipamientos  culturales  o deportivos  o una plaza dura, o una plaza verde. Pueden decir sí, en el proceso de gestión del espacio ellos van a participar, con lo cual en los presupuestos hay una partida que se quita para que ellos se encarguen de conservarlo, cuidarlo, mejorarlo. Puedes hacer que en tu proyecto de diseño incorpore la educación, incorpore  escuelas públicas para que los niños, los jóvenes participen, para gente que no tiene trabajo,  trabaje en este proyecto. Tú como arquitecto, en tu herramienta de diseño puedes incorporar cualquier fuerza social, cosa que hasta ahora en un concurso no te dejan.

P: Pero la calidad y la imagen final…

S: A mí la imagen final normalmente me importa menos si hay diseño colaborativo. Con que no se caiga, con que no entre agua, pero en el diseño final me da igual la propuesta. No es más bonito ni mejor porque  lo diseñe un arquitecto,  será más seguro, más estable, mas térmicamente positivo pero no es ni mejor ni más bonito porque lo diseñe un arquitecto. La calidad final, insisto, no la marca el arquitecto.

 En Jean Nouvel posiblemente sí, porque es un gran diseñador y haces edificios muy bonitos pero le importa un carajo otro tipo de fuerzas sociales.

P: En tu conferencia en el Congreso de  Valencia has dicho que hay que empezar a construir otro poder que sea paralelo al del Colegio de Arquitectos

S: Obviamente, y a la política y al colegio de arquitectos. Y lo dijo muy bien Javier Peña, el arquitecto murciano, cuando  los del PP  me dicen que vamos a hacer política juntos y les dijo, no es que YA hacemos política. O sea la política no es ser del PP o del PSOE,  de derechas  o de izquierdas. La política es tener un grupo social que está reclamando y pidiendo un tipo de historia, eso es política ya. Un grupo de vecinos, un grupo de una ONG, eso es hacer política. No hace falta ser de un partido y colaborar con ellos.

Con lo cual la calidad pasa a través del arquitecto, si, pero el arquitecto puede incluir  unos inputs variables que hagan  que su obra final no sea decisión totalmente suya.

P: Cuando hablas de agruparse y compartir cosas a través de las redes sociales,  colectivos y universidad  ¿Qué  entiendes por  redes sociales?

S: Redes sociales es una comunicación entre entidades sociales  con ámbitos distintos que se genera  fuera del marco de la gestión política. Las redes sociales son gente, que como  no está establecida esa  comunicación por la política, tú te vinculas porque quieres, porque conoces, porque tienes complicidad con otra gente. ¿Por ejemplo que tiene que ver un político de Gijón o cuando habla con un político de Murcia? Posiblemente nunca en su puta vida porque cada uno tiene su competencia local. ¿Qué hago yo hablando desde Sevilla con un colectivo de Vigo o con un tipo de Valladolid de la escuela? Pues lo que hago es montar una red, que no existía, de comunicación para empoderarnos, para hacernos un poco más fuertes  y cuando el vaya a pedir una cosa en Valladolid o en Murcia o en Gijón, yo desde Sevilla este  apoyando con otras propuestas parecidas.  Y cuando el político de turno vea  que lo que se está proponiendo no es una cosa autónoma de un loco de Valladolid, si no que es un tío loco de Valladolid que está unido a una red social de otro lado, estamos todos juntos. Eso  es la red que se presenta cuando vas a negociar, eso es  una red social, es como una red de amigos que se ayudan mutuamente y que comparten recursos técnicos, recursos ideológicos, y algunas veces económicos. Salvo  Basurama que no reparten ni para pipas.

P: Tú eres arquitecto pero no te gusta ser llamado arquitecto, prefieres ser considerado un ciudadano cualquiera

Uno estudia la carrera pero no se muere arquitecto, ni caga como arquitecto, ni folla como arquitecto. Uno tiene un título, firmado por el rey y uno puede hacer lo que le salga los cojones como arquitecto o como ingeniero.  Yo soy primero de arquitecto soy hijo de mi madre, eso primerísimo, lo sé, luego soy aficionado a futbol, luego te gusta la fiesta luego eres ciudadano, eres vecino de una comunidad y encima tienes un titulo que  te dice que eres arquitecto, pero a mí el ser arquitecto no me determina la vida

P: Y entonces porque te has sacado el titulo?

S: A mí me lo regalaron el titulo. A mí me expulsaron de Sevilla, de la escuela. Yo dejé la carrera, a los diez años de estudiar me echaron de Sevilla y yo como construía ya, porque yo estaba construyendo ya de  manera ilegal,  pues digo,¿ para qué quiero el titulo? Y me llamaron de Barcelona para darme el titulo a cambio de ser profesor, entonces, como yo quería ser docente porque la universidad me interesa mucho, pues dije venga de acuerdo quiero el titulo para dar clase, porque para construir ilegalmente puedes no tener titulo, pero para dar clase necesitas el titulo. Dije que si, luego me dieron el titulo, así de sencillo y  luego no di clase, eso fue toro problema…

P: En Valencia también hablaste  de la diferencia de trabajar en España y en el extranjero. Cuando hablas del extranjero siempre te refieres al Suramérica. ¿Como te pones en respecto a otros países europeos?

Es que  a mi Europa no me interesa. En los últimos 8 años he viajado mucho a Latino América. Me han invitado a Cambridge, me han invitado ahora a Ámsterdam y va Harold, me han invitado a un montón de sitios europeos y no me apetece, aunque he ido  No me apetece a día de hoy, a lo mejor en un año cambio. Pero es Latinoamérica lo que me interesa.

Cuando tu descubras que un país en cualquier parte de Latinoamérica el estado  no te puede dar ni dinero para educación, ni empleo, ni vivienda, y entonces la ciudadanía se inventa y el 80% está autoconstruido, los barrios son inventados, ocupados en el territorio y ves una población civil loca perdida, pero que está creando ciudad y aquí en Europa estamos esperando que el Estado nos solucione todo. En Latinoamérica se lo inventan, se inventan el trabajo, se inventan la vida, se inventan los barrios, se inventan la arquitectura y a mí me sorprende más la gente que se inventa la vida que un Holandés rubio guapo que está subvencionado y que hace arquitectura de colores.

Allí en Inglaterra me han invitado a hacer un tour por diferentes universidades en los últimos cinco años y no he ido, y no es menosprecio, es directamente pasotismo.

Pero tú querías enseñar en la escuela de Arquitectura.  Significa que un poco de cariño hacia los arquitectos lo tendrás…

Sí, claro, mis compañeros son arquitectos y  tengo un cierto cariño, claro que sí. Si hay gente muy buena.

Yo quiero ser crítico con mi profesión ¿si no lo puedo ser con mi profesión con quien voy a hacerlo?

 www.recetasurbanas.net

Silvia Polito – Space Form Words

Londres-Sevilla  15.07.09


ABOUT

Space, Form, Words is an initiative started by Silvia Polito, Ciriaco Castro and Enrique Ramos as a multilingual, open canvas for thoughts, images and ideas on architecture, art, design, video, and every sort of creative process in general

  • 40,555 visits